Tres supuestos básicos del nuevo gobierno de Grecia

Etiquetas

, ,

Sobre el nuevo gobierno griego se están repitiendo demasiadas afirmaciones ligeras. Desde la euforia de los anti-todo a la izquierda, hasta la melindrera letanía de la derecha sobre que los rojos llegaron a hacer una fiesta.

Sin embargo, para desilusión de unos y otros el nuevo premier Alexis Tsipras, hoy 31, en declaraciones a varios medios ha reafirmado tres supuestos que están en su programa de gobierno, y que otras agrupaciones como los socialdemócratas sostienen hace tiempo:

  1. Buscar un acuerdo que sea de beneficio mutuo, para Grecia y Europa (implica modificar el acuerdo de rescate).
  2. No cuestionar las obligaciones de deuda hacia el EBC y el FMI.
  3. No actuar de manera unilateral la cuestión de la deuda griega (incluye cuidar la relación con Alemania, el principal mantenedor y futuro acreedor)

Lo cierto es pasados los arranques de la campaña electoral ahora la población espera que todos los componentes de SYRIZA desestimen el camino amarillo de la retórica anti-europea y orienten energía y negociación en realizar las enormes reformas en las que hay consenso nacional: Reducir la evasión fiscal y reducir (o controlar) la corrupción y el clientelismo estatal.

El desafío es saber si la nueva coalición de gobierno tendrá la ventana de oportunidades amplia para poder realizar estos cambios, antes que las dramáticas cifras socioeconómicas griegas hagan imposible salir adelante. Todos aquí, a orillas del Mediterráneo esperamos que lo logren.

Elecciones del Poder Judicial: Fallone busca reparar una Corte Suprema “disfuncional”

Etiquetas

, , , , , ,

El próximo 19 de febrero los wisconsonitas tienen sus “Primarias de primavera”. Entre las varias decenas de cargos en competencia destaca uno por su importancia: Una investidura como “Justice”, o miembro titular de la Corte Suprema de Justicia del Estado de Wisconsin. Y entre los tres candidatos, destaca uno por su novedad: Edward “Ed” Fallone, quien de vencer se convertiría en el primer latino en llegar al máximo Tribunal.

Los tres candidatos a la Corte Suprema (Fallone, Megna y Roggensack) en un debate en Milwaukee organizado por la MIlwaukee Bar Association.

En Estados Unidos, que el poder legislativo sea independiente no significa que sea extraño a la incumbencia del ciudadano, por el contrario; a diferencia de Latinoamérica, en Wisconsin los miembros de los tres poderes, Ejecutivo, Legislativo y Judicial son electos por los ciudadanos y el caso de la Corte Suprema, tanto su labor como sus miembros gozan de particular prestigio. Esta alta consideración opera pues los “Justices” en el imaginario local poseen atributos personales de virtud y modestia, y en consecuencia proceden como “la voz del sentido común” frente a las pasiones y/o excesos de los otros dos poderes, el Ejecutivo y Legislativo.

“La Corte suprema necesita un balance”

Aunque esta elección no es partidista, es inevitable que cada jurista se instala en la mente del ciudadano como “conservador”, “moderado” o “liberal”. De esa forma, todos los candidatos y sus partidarios se suelen organizar a lo largo de las líneas de los dos partidos hegemónicos, el Republicano y Demócrata. En la actualidad la composición de la Corte Suprema del Estado tiende a ser vista como “conservadora” y ha sido puesta dentro de las prioridades del Partido Republicano. Como contrapartida, uno de los argumentos de Ed Fallone, el primer latino en competir por el puesto en Wisconsin es “The Supreme Court needs balance”, y en ese sentido, si Fallone triunfa podría darse un cambio efectivo en la jurisprudencia.

El ciclo de primavera: primarias en febrero, elecciones en abril.

Las elecciones judiciales en Wisconsin son parte de lo que se conoce como “el ciclo de primavera”, que se inicia el martes 19 de febrero con unas curiosas elecciones primarias que buscan designar los dos candidatos más votados para competir en abril a varios puestos, en diversas instituciones de nivel estatal y local, como la Corte Suprema, la Corte de Apelaciones, jueces de primera instancia,  la Junta Escolar, entre muchos otras.

Los candidatos son Edward A. Fallone, un profesor de derecho de la Universidad de Marquette en Milwaukee. Si vence, Fallone será el primer ‘supremo’ latino en la Corte Estatal de Wisconsin. Los otros dos candidatos son, la actual titular de Justicia Patience Roggensack, quien busca la reelección apoyada por los sectores conservadores y el abogado Vince Megna, un activista por los derechos del consumidor.

Edward Fallone está orgulloso de su herencia mexicana, y es el único candidato que ha desplegado propaganda de campaña en español. Su madre emigró a los Estados Unidos desde ese país donde se casó con un profesor de Inglés. Fallone creció en los suburbios de Maryland en una familia instruida en sus dos herencias, italiana y mexicana. Fallone está casado, tiene dos hijos y vive en Whitefish Bay, un suburbio de clase media a orillas del lago Michigan, bien conocido por su alta calidad de vida y sentido comunitario.

Los respaldos que ha recibido no han dejado de ser significativos, como una editorial del influyente semanario Capitol Times que ha denunciado que la suprema Roggenstack se involucró en activismo judicial para ayudar a sus aliados políticos. A Fallone también le respaldan agrupaciones progresistas como United Wisconsin, Fair Wisconsin y el Madison Teachers Inc. (MTI), el políticamente activo sindicato de profesores de Madison. Sin embargo como curiosa paradoja electoral, este tipo de respaldos puede afectar su imagen no partisana, pues los conservadores no han perdido la ocasión en poner énfasis en estos “endorsements radicales”.  MTI junto al Sindicato de Profesores Asistentes de la Universidad de Wisconsin-Madison (TAA), fueron los primeros organizadores de las masivas protestas de febrero 2011 en el Capitolio, ganándose el disgusto de muchos cuando las ausencias de maestros obligaron a cerrar las escuelas de Madison durante 4 días.

Sin embargo, la cultura política wisconsonita premia que sus candidatos opinen de forma clara e intrépida, y la posición de Fallone respecto a la Corte Suprema no deja lugar a dudas:

“El Tribunal Supremo de Wisconsin es disfuncional y la única manera de arreglar esta situación es cambiar las personas en sus gradas. No estoy en deuda con ningún partido político o facción, o cualquier otro grupo de interés especial. El pueblo de Wisconsin espera -y merece- jueces que respeten la importancia de un poder judicial independiente y que sean imparciales y justos”.

Su opinión debe ser vinculada con la principal crítica que se le realiza a Patience Roggensack,  su rival y actual titular del cargo. La suprema fue elegida por primera vez el año 2003, y en la actualidad ha estado construyendo apoyo bipartidista para su reelección. Graduada en los años 80s de un postgrado de la Universidad de Wisconsin, ella ha demostrado ser una jueza reflexiva y académica que respeta el imperio de la ley y las responsabilidades individuales de los tres poderes del Estado. Sin embargo los últimos años, a medida que el escenario político en Wisconsin se ha ido polarizando, muchos han visto sus decisiones como alineadas con la política republicana. Con todo, de los tres candidatos es la que tiene mayores posibilidades.

Esta polarización es una de las motivaciones para presentarse como candidato. Consultado por The Marquette Sentinele sus motivaciones Fallone respondió:

“Yo soy candidato a la Corte Suprema del Estado porque entiendo que es un momento crucial en la historia de nuestro Estado. Tenemos un Estado que está políticamente dividido, y hay muchos temas polémicos a punto de iniciar su camino a la Corte Suprema. Y así, el público está buscando a nuestras cortes por ser independientes, para que den un juicio justo para todas las partes y llegar a una resolución sobre todas estas cuestiones importantes. Compito porque en este momento, no creo que nuestro tribunal esté operando de manera efectiva, pues se encuentra sumido en disputas personales que afectan a su trabajo. No podemos permitirnos el lujo de la Corte (Suprema) se quiebre en este momento, así que estoy compitiendo para ayudar a reparar la Corte”.

Democracia también es una cuestión de dinero

Como en toda campaña la financiación es crucial. En Estados Unidos el aporte es solo privado, pero se puede conocer quién da, cuánto, y a quién. Como el voto es voluntario, por lo general el candidato que colecta más dinero tiene mayores posibilidades de vencer, pues logra movilizar a más votantes. Así sabemos que Roggensack ha levantado alrededor de $ 200 mil dólares, Fallone cerca de 75 mil y Megna prácticamente nada. Roggensack ha celebrado cuatro eventos para recaudar fondos desde finales de enero y planea al menos dos antes de las primarias, de manera explícita solicita donaciones de hasta US$ 2,500. Mientras tanto, el ex senador Russ Feingold, demócrata por Wisconsin, envió recientemente una carta de recaudación de fondos en nombre Fallone, pidiendo contribuciones de US$ 5.

Conceptos:

Elección Primaria de primavera: La elección primaria imparcial que se lleva acabo el tercer martes de febrero, para nominar a los candidatos que serán elegidos para la elección de primavera.

Elección de primavera: La elección que lleva acabo el primer martes de abril para elegir a oficiales judiciales, educacionales, municipales, y oficiales del condado. Elección imparcial.

Voto por correo: En Wisconsin, un votante calificado puede decidir votar por correo

• Una elección

• Un ciclo de elecciones (primarias y elecciones)

Este 14 de febrero “Cita a ciegas con un libro” en Madison.

Etiquetas

, , , , ,

Los wisconsonitas siempre sorprenden con sus adorable capacidad de sacar provecho a lo simple, y este 14 de febrero no podían defraudar. Para todos lo que pasan por la Biblioteca Memorial (U. Wisconsin-Madison, es posible que notasen algo diferente en el display del tema del mes cerca de la zona de circulación. Un  display nuevo, creada por bibliotecarios de Beth Harper y Paloma Celis Carbajal invita a los visitantes a tener una “cita a ciegas” con un libro. Así unas dos docenas de libros, anónimos porque están envueltos en papel como un regalo se ofrecen. Signos publicidad instan al transeúnte “check me out!”(Échame un vistazo) y “take me home!” (Llévame a casa) son irresistibles. Ya conociamos a Paloma Celis por ser una de las mas entusiastas con las editoriales “cartoneras” de Latinoamerica al advertir su valor literario, estetico y social. En efecto, la Universidad de Madison a la fecha a adquirido casi 400 de estos ejemplares “cartoneros” y a desarrollado una pagina web espcial para exponer su coleccion, que de paso recomiendo: http://researchguides.library.wisc.edu/cartoneras

La mejor parte son las instrucciones, de las cuales tome apuntes y ahora transcribo:

Busque el anuncio personal adjunto en cada libro envuelto y seleccione su reading match.

Check out del libro.

¡Espere llegar a casa para desenvolverlo!

¡Lee y disfrute! Pase por lo menos unos minutos con su fecha.

Rellene el formulario adjunto “Rate Your Date” y luego colóquelo en el apartado de comentarios al lado del display de libros.

Si no le gusta el libro, sólo tiene que devolverlos a la biblioteca. Sus sentimientos no se verán heridos.

La cita a ciegas en el display de reserva estará hasta la primera semana de marzo. Ya lo saben, quienes pasen por aquí, pueden encontrar “randomizadamente” su próxima lectura, y dejar su voto en el espacio de comentarios. Resulto ser un juego interesante pues ahora porto un libro encantadoramente envuelto y anónimo en mi bagpack (mochila).

Neruda, Theodorakis y ‘Canto General’: La unidad telúrica entre América y los Balcanes

Etiquetas

, , , , ,

Cuando era escolar, me encantaban los repertorios de música del siglo XVIII para atrás; en cambio, la música culta del siglo XX me parecía de una soporífera estética. ‘Entré al siglo’ de la mano del expresionismo alemán y sólo por el ascendiente de mi profesor de música. Quizás por eso, tras de décadas de atraso tan sólo ayer escuché completa la versión coral de Mikis Theodorakis para el “Canto General”. Me asombró.

Y el embelezo no fue tan sólo por hallar un tesoro que fusiona texturas andinas en acordes de bouzoukis que hoy -lejos de la patria- me hacen sentido, sino también por aquel estremecimiento bochornoso de una oportunidad pérdida. Así es, escribo con el sonrojo de quien alguna vez tuvo la oportunidad de escuchar esta obra coral en vivo, con su elenco original, y llevado por gansadas, la desechó sin más.

Corría el año 1993 y el mundo se había trasformado en poco tiempo. La Guerra Fría quedó atrás y parecía tener un solo ganador pues la catedral soviética se había derrumbado. Día a día podíamos seguir en los noticiarios como la omnipotente federación de soviets era remplazada por una menesterosa Rusia, plétora de filas de nuevos pobres en búsqueda de alimentos y nuevos ricos adquiriendo dachas. Mientras en Chile, luego de una breve apertura y euforia política, sucesos como “El boinazo” (mayo de 1993) terminaron por dibujar con claridad los limites de la “transición democrática”. En nuestra inexperta democracia comparecían en el espacio público inéditas voces juveniles, indiferentes a la lógica del viejo orden bipolar pero todavía revestidas de su estética. De la extrema politización de los años previos era natural que se diese una profunda desmovilización en miles de personas que se dieron a la tarea de hallar nuevas inquietudes. El resultado -a mediados de los 90s- fue que por un tiempo, nadie quiso saber más de compromisos. “No estoy ni ahí” la pintoresca frase acuñada por el tenista número 1 se convirtió en leiv motiv de una generación.

En ese contexto, una noche de primavera carreteaba junto a un grupo de amistades que había conocido poco tiempo atrás. En esa época nuestros bolsillos aún guardaban cassetes, zippos, papelillos y otras chucherías. No recuerdo bien como, pero alguien cuyo padre trabaja en el nuevo ministerio de educación sacó de su bolsillo una invitación para la inauguración del III Festival Mundial de Teatro de las Naciones. Él no estaría en Santiago para esa fecha y ofreció la entrada, explicó además que el numero principal sería un músico griego interpretaría unos poemas de Neruda. Nadie sabía más.

 Yo estaba al tanto del Festival, pegado por las paredes de la ciudad, multiplicado por cientos se podía ver el afiche oficial. El cártel decía algo como “Una ventana al gran teatro del mundo”, tras ese eslogan una pintura del pintor surrealista Roberto Matta de una mano abierta simbolizaba la invitación de personajes disntitntos para cada dedo como arlequines y puppets. Debo anotar que yo estaba en esa tertulia sólo porque buscaba cortejar a una chica del grupo. No era una cualquiera, se trataba de una de las últimas representantes del estilo “artesa”, por esos años en ocaso pero que ella parecía representar con delicia. La muchacha en cuestión seguía militando en una juventud de izquierda. Juzgaba inminente la formación de un frente de fuerzas populares que arrasaría en las siguientes elecciones. Sus opiniones sobre coyuntura eran siempre fuertes y convincentes. Parecía estar siempre segura de si misma, en especial cuando cigarrillo en mano citaba a Lenin. Al mismo tiempo, su risa alegre y comentarios joviales la dibujaban abiertamente liberal. Bien parecida, cintura pequeña, pelo suelto, ojos oscuros, aros artesanales, era difícil no estar atraído. Su voz inquebrantable parecía bajar desde alguna sierra cuando sentenciaba “organizar y reconstruir compañero, esa es la clave”. Chica encantadora, junto de ella me sentía embriagado.

La entrada al Festival circuló junto a la botella de cerveza. Cuando pasó frente a la chiquilla, ella la rechazó no sin antes lanzar un encendido argumento en contra de “la estetización burguesa del arte popular”. Para ella se trataba de una traición al compromiso popular de Neruda, “Acá, encendimos barricadas para qué. ¿Para terminar pagando entradas para ver nuestro arte?” proclamó con la indignación de alguien que dudosamente tuvo la edad de participar en las movilizaciones de principios de los 80s. Cuando la entrada junto a la botella de cerveza llegó a mis manos, yo moría de ganas de ir, conocía algo de Theodorakis y no hacía mucho había leído completo el Canto General. Tuve deseos de contrargumentar, pero ya conocen el dicho: Más tira moza que soga. Como imaginarán rechacé con amabilidad agregando algunas frases sobre la necesidad de construir poder popular basado en la estética del realismo socialista, mientras veía con el rabillo del ojo como la entrada se alejaba para terminar en los bolsillos del siguiente.

Días después en el noticiero central, vi la reseña de aquel espectáculo. “Los sueños siempre cobran venganza”, decía a la cámara Mikis Theodorakis refiriéndose al significado que le daba ejecutar su “Canto General” en Chile: A continuación se daba al relato de como había creado la obra para ser tocada por una orquesta popular. En ese momento me arrepentí pues esa noche había terminado sin entrada y también sin chica.

Para quienes no conocen a Theodorakis, se trata del compositor musical de “Zorba el griego” y es considerado el regenerador de la música griega contemporánea. En 1967 una Junta de los Coroneles se hizo del control de la nación helena iniciando una torpe dictadura. Las autoridades temieron la popularidad e ideas del músico por eso uno de los primeros decretos fue aquel que restringió la venta de sus discos. Tres años más tarde Theodorakis fue arrestado y enviado al exilio. Fue en esas circunstancias que llegó a Chile en 1971 invitado por Salvador Allende para realizar una serie de conciertos. Al año siguiente compuso la música de “Estado de sitio” la famosa película de Costa Gravas. Filmada en Santiago y Viña de Mar, el film recreó el secuestro y ejecución de un agente de la CIA por parte del movimiento tupamaro en Montevideo. La melodía de cierre interpretada por el grupo Los Calchakis adelantó el futuro oratorio pues Theodorakhis usaría la composición que mezcla melodías egeas y andinas como la base de su proyecto inscrito en el estilo Entekhno (o “música artística” más lirica poética), surgido a finales de 1960, sobre la base de la occidentalización de rembetika y sus elementos de ritmo y melodía tradicional griega.

La inspiración para esto sucedió durante esa estadía de 1971 cuando asistió en Valparaiso a la interpretación de Canto General que hizo el grupo de Aparcoa, en el marco del estilo Canto nuevo. En la ocasión observó como el poema emocionaba al auditorio, a la salida les dijo a quienes le acompañaban que había decidido componer su propia versión del “Canto General”, aun cuándo no había entendido que decían los versos.

El día siguiente, Theodorakis estaba invitado a una cena con Allende y le contó su idea. El compositor narra “De inmediato, fue a su biblioteca, tomó dos libros del ‘Canto’, me leyó varios pasajes, escribió una dedicatoria y me los regaló. Volví a París y comencé a musicalizar el texto desde el principio”. En efecto, el músico señala que fue el ex presidente quien seleccionó los siete primeros poemas de su proyecto

“Canto General”, una obra de 300 poemas, fue publicada por primera vez en 1943. Pensada en su origen como un homenaje de Pablo Neruda hacia Chile el proyecto creció y terminó narrando la creación e historia del mundo latinoamericano y sus reinos animal, vegetal, pájaros y humanos con sus esfuerzos cotidianos y épicos. Con forma de oratorio nunca nadie había creado una síntesis tan formidable entre dos mundos. En 1973 Theodorakis tenía listos esos siete primeros poemas; serían estrenados en Chile en presencia de Allende y Neruda y llevaban como titulo “Concierto dedicado al pueblo griego en su lucha contra la dictadura en Grecia”. Se realizó una presentación previa en Buenos Aires. En esa ciudad un funcionario de Allende les llamó y le pidió que postergase el viaje porque había “un par de pequeños problemas políticos”, continuaron a Venezuela, allí les sorprendió la noticia del Golpe de Estado en Chile, la muerte de Allende y pocos días después, la de Neruda.

Desde entonces el destino de la obra dejó indefectiblemente hermanado a los dos países. Theodorakhis impedido de regresar a Grecia y Chile realizó cientos de presentaciones del Canto General en diferentes partes del mundo, en ocasiones como signo de solidaridad con Chile, en otras de Grecia. Al fin, en 1975, poco después de la caída de los coroneles Mikis Theodorakis regresó a Atenas y pronto se ejecutó la versión completa de 13 poemas en El Pireo. Signado como el primer concierto en una Grecia libre, el “Concierto dedicado a la memoria de Allende, Neruda y las personas que luchan de Chile”, pasó a la historia musical griega.

Por su amplitud, significado e influencia del compositor el poema de Neruda empezó a ser conocido como “La IIiada latinoamericana” y el oratorio en sí, se transformó en uno de los importantes trabajos corales de la segunda parte del siglo XX, y un ineludible a la hora de repasar la historia musical de la península. Sin embargo, la suerte que corrió el oratorio en Chile fue distinta. Durante los años 70s el “apagón cultural” hizo que la obra quedara circunscrita a quienes la conocieron en el exilio y retornaron y a un reducido número de especialistas que pudieron conocerlo en el extranjero o en cassetes de distribución ilegal. Durante décadas en nuestro país, la obra de popular, no tuvo nada Por eso fue tan importante ese regreso de 1993 y también por la misma razón casi 20 años después me reprendo por haber sido tan huevón y enamorado.

 

Sumario de Canto General como composición musical

Compositor: Mikis Theodorakis

Textos: Pablo Neruda, para 12 poemas; Mikis Theodorakis para un poema.

Oratorio para mezzo-soprano, bajo-barítono, coros mixtos y quince instrumentos en treinta movimientos.

Composición: 1973-1974 (1-7) en Paris; 1975 (13, melodía) en Vrachati; Octubre-Noviembre 1980 (8-13), en París y Atenas.

Premiere: Julio, 1974, Paris (Francia)

Primer concierto con la composición completa: 1981, Palast der Republik, Berlin, RDA Maria Farantouri, Heiner Vogt, Rundfunkchor Berlin, director: Mikis Theodorakis.

Instrumentalización orquestal: 3 bouzoukis y/o 3 flautas, guitarra eléctrica, guitarra acústica, guitarra de 12 cuerdas, 2 pianos y percusión para 6 personas.

Movimientos (30):

01. Algunas Bestias

02. Voy a Vivir

03. Los Libertadores

04. América Insurrecta

05. Vegetaciones

06. Vienen los Pájaros

07. La United Fruit Co.

 08. Sandino

09. Lautaro

10. Amor América

11. A Emiliano Zapata

12. A mi Partido

13. Neruda Requiem Eternam (Poema de Mikis Theodorakis)

Duración: 115′ 0″.      Idioma: Español.

Mikis Theodorakis sobre Canto General: “A gospel of our time. In it, Neruda lays bare his fighter’s soul. The work brings the historical events of his country to vivid life. It is destined to help men to vanquish in times of crisis and enforce the law. Neruda, deliberately, puts himself at the service of the peoples’ revolution for freedom, independence and democracy.”

Fuentes:

http://theodorakisfriends.wordpress.com/2012/07/12/canto-general-a-concept/

Official Mikis Theodorakis website: Über die Entstehung des “Canto General”

Official Mikis Theodorakis website: Zum “Canto General”

Asteris Koutoulas: Am Grab Pablo Nerudas

Official Mikis Theodorakis website: (Gail Holst) The Genesis of “Canto General”

Silvia Kigel en el Festival Abu Gosh con Kibbutz Hartzi Choir (2008) http://www.nerudacantogeneral.cl/kigel.html

l

Midwest, el corazón de la tierra o el arte de lo rural y el poder de lo industrial

Etiquetas

, , , , , ,

La verdad sea dicha, antes de venir a Wisconsin, el Midwest ni remotamente llamaba mi atención. En cambio, en la actualidad mi mente está abarrotada de ruralismo encantador, edificios vidriados conectados por skywalks, museos de todos los tipos y encuentros inesperados. Por ejemplo, anoche cené con Tamara Feinstein, la historiadora norteamericana que estudia Sendero Luminoso. Tamara posee  una vivaz imaginación plétora en sabrosos detalles de la cultura popular. Con su vivaz narración de anécdotas de su natal Detroit y otros lugares del Medio Oeste de Estados Unidos me hizo recordar que cuando mi esposa me anunció que había sido aceptada en la Universidad de Wisconsin-Madison lo primero que hice fue buscar un mapa.

Mirado desde Chile, el midwest me parecía un inmenso vacío cultural sembrado de maizales, quizás pintoresco pero sin el eco cultural de las ciudades de la Costa Este de Estados Unidos. Como es de suponer no sólo me equivocaba sino que además hacía caso omiso que la región se ganó hace tiempo ya, el apodo de “America’s Heartland”, el corazón de este país.

Los ocho estados del Midwest: Ohio, Indiana, Michigan, Illinois, Missouri, Iowa, Minessota y Wisconsin

Los ocho estados del Midwest: Ohio, Indiana, Michigan, Illinois, Missouri, Iowa, Minessota y Wisconsin

Así fue como me interioricé sobre la mentalidad, cultura y curiosidades de los 12 estados (agregados los de las grandes planicies) que conforman esta región. Pronto tuve preguntas más complejas que localizar Madison, Fargo o Oshkosh en un mapa. ¿Qué es la cultura del Midwest? ¿Cuáles son sus límites geográficos y humanos? La verdad, nadie lo sabe con certeza pero todos saben identificar sus valores cuándo se asoman en los más diversos asuntos como frontera, nativos americanos, migración, industria, academia, ruralismo, progresismo, urbanismo, cuello azul, sindicatos, turismo verde, entre otros tópicos habituales. Por eso, en mi opinión se requiere una mirada interdisciplinaria para comprender esta región, a menudo relegada al cliché reduccionista.

Midwest Culture,
Casualmente me encontré con ideas comunes en un curso sobre cultura del Medio Oeste que anima Kenyon Gradent y Matthew Fluharty en The Art Of The Rural un blog académico donde buscan dar espacio a la cultura de los estados rurales dentro de la vida norteamericana. Otro blog, The Midwesterner sostenido por Richard Longworth senior fellow del Chicago Council on Global Affairs busca ir más allá de las fronteras del país. Longworth, nacido en Iowa y experto en la implicancia del Midwest en el mundo globalizado, señala que el Medio Oeste ocupa un lugar complejo en el pensamiento cultural de Norteamérica pues hay muchas afirmaciones contrarias sobre premisas como su estatus de Heartland de la nación o ‘núcleo de la fibra moral estadounidense, y el impacto, o no, de otras regiones y migraciones en la irrupción, ruina o riqueza de su capital cultural.

Kenyon Grandent estudiante de doctorado en Literatura Americana en la Universidad Washington en Saint Louis opina que “la región del Sur de Estados Unidos parece tener el monopolio de la ruralidad popular y la Costa Este captura la imagen de cosmopolitismo”. Sin embargo la mayoría de las personas desconocen el imprescindible papel que las ciudades y campos a orillas de los Grandes Lagos tuvieron en ambos procesos. Es decir, pocos reconocen  que la clave de la revolución industrial norteamericana está en la centralidad histórica de Saint Louis y Chicago a mediados del siglo XIX y en el rol de la automotriz Detroit y la maderera Milwaukee en el XX, o el hecho más sencillo que en la actualidad los agricultores del Medio Oeste casi doblen a los del Sur.

"Spoonbridge and Cherry" Minneapolis Sculpture Garden

“Spoonbridge and Cherry” (1985) el centro del “Minneapolis Sculpture Garden” (foto: jzeballos)

Quizás el Midwest adolezca de buenos narradores de historias. Falta por ejemplo quien dibuje el pujante estado de ánimo de la región al tiempo de la Exposición Universal de Chicago de 1876. La World’s Columbian Exposition se trató de una muestra plétora de excepcionalismo y optimismo basado en un “destino manifiesto” que dejó en la cultura estadounidense un vasto legado en áreas como el urbanismo, el arte y la gestión cultural. Tal vez la región espera por mejores promotores del la herencia de la Exposición de Saint Louis de 1904, a mi juicio la mixtura perfecta de un naciente e inexperto imperialismo (o la respuesta a la pregunta sobre que hacer con los recién adquiridos dominios de ultramar arrebatados a España) con el arribo de la cultura popular, el consumo y el turismo interno (como el inicio del renombre del hot-dog o el lanzamiento de Dr. Pepper). En fin, falta alguien que explique como el midwestern accent se convirtió en el estándar de la nación y preferido por los medios de comunicación de nivel nacional, o como las típicas vacaciones de niñez en un “summer camp” (que el cine reproduce una y otra vez) se transforman en Barefoot bluejean night a orillas de un lago del Upper Midwest como canta Jake Owen.

El Midwest es más, mucho más que vienesas Oscar Mayer, vehículos Chrysler, motos Harley-Davison, muñecas American Girl, Seymour (WI) el pueblo donde se inventó la moderna hamburguesa, o el kilometro 0 de la Ruta 66 conocida por sus vistosos sobrenombres The Main Street of America (‘La calle principal de América’) o The Mother Road (‘La carretera madre’). La región es también hogar de la arquitectura de vanguardia con el legado de Frank Lloyd Wright el creador de las ‘casas de pradera’ y de mucha literatura ruralista como por ejemplo Hannibal H. Garland, el poeta y ensayista que denunció las duras condiciones de los Midwestern farmers. Es el espacio geográfico del éxodo y ruina de Black Hawk el líder de la nación Sauk, el hogar de los martires de Chicago (1886); el área de la reforma judía norteamericana (Cincinnati), la comarca donde nació el City Beautiful Movement que cambió la cara pública de ciudades y pueblos. También el asiento de la primera sede del Partido Republicano y el movimiento abolicionista, jurisdicción de Emil Seidel el  único alcalde socialista de una ciudad grande (Milwaukee) en la historia norteamericana, y distrito senatorial desde donde a principios de los 50s Joseph Raymond McCarthy lanzó su delirante campaña anticomunista, símbolo hasta hoy de la intolerancia y el miedo ciego.

Highway 94, cerca del “Laura Ingalls Wilder Home and Museum”, Walnut Grove, Mn.

Quién sabe, quizás eso sea lo interesante de la propuesta de Richard Longworth, la diversidad de fuentes para comprender una cultura o lo que es lo mismo, un proyecto de estudios culturales interdisciplinario que utiliza tanto un relato corto como “Under the Lion’s Paw” de Garland para examinar las complicaciones rurales del pensamiento marxista, como asimismo la revisión del primer Farm Aid Concert realizado en Illinois en 1985 organizado por tres músicos legendarios: John Mellencamp, Willie Nelson y Neil Young con la clara misión de “to keep family farmers on their land. Family farmers are our only guarantee for fresh, local food.” No por casualidad Middletown: A Study in Modern American Culture, el fundacional estudio de la sociología norteamericana sobre la clase media y de referente obligado para los Estudios Culturales y la Museología se realizó en Muncie, Indiana entre 1929 y 1937, cuando se le dio el seudónimo de “Middletown America”.

Reunión de la #AAM2012. Unas notas sobre cultura en Minnesota, el estado anfitrión

Etiquetas

, , , , , ,

Con lo visto, escuchado y conversado, mi viaje a la 106 Reunión Anual de la Asociación Americana de Museos está pagado. ¡Es excitante pensar que quedan tres días más!. Para quienes no lo conocen, se trata de un evento extraordinario para todo aquel que se dedique a la disciplina museal o la industria cultural, pues reúne a trabajadores de museos no sólo de Estados Unidos, sino también de otros 50 países. Todos estos profesionales se presentan unos a otros con total horizontalidad. La frase más común es Let me introduce myself. I’am… (permítame que me presente, mi nombre es…)  seguido de un entusiasta conversación en búsqueda de adquirir conocimientos, ideas de cambio, así como rencontrarse con sus colegas más conocidos y obvio, también divertirse. Se trata de un evento que contempla decenas de sesiones, todas estimulantes e infrecuentes. Para los seis chilenos que viajaron desde Santiago este evento seguramente proporcionará raras oportunidades de networking.

Chilenos con Chris DiCarlo Presidente y Director del Museo de Arte Ruso de Minneapolis

En estas horas he cruzado palabras con investigadores, académicos, historiadores, arquitectos, museólogos, técnicos, profesionales de marketing, agentes de instituciones donantes, representantes de otros museos y por supuesto, muchos profesionales de estos. quizás la más significativa para mi haya sido la sesión “Come Together: 21st-Century Museum Leadership in china and US“, donde entre otros, Janming Chen, Director del Museo Provicincial de Hunan expuso sobre el origen, estado actual y desafíos del explosivo movimiento museal chino. De muestra un solo datos: En la República popular durante el 2011 se abrió un nuevo museo cada día, y los que existen pasan abarrotados de visitantes. Tomé frenéticamente muchas notas de las palabras de Cheng, como también de Marjorie Schwarzer (respetada senior consultant) y Carole Neves (Directora de la Oficina de Política y Análisis de la Smithsonian Institution) y espero pronto poder redactar un post sobre la fascinante situación cultural y museal China.

Pero la 106 Reunión también contempla una atractiva exposición “MuseumExpo”, que abre mañana y que incluye toda la gama de servicios que un museo requiere, desde los profesionales museográficos, pasando por una larga lista de numismáticos, filatelistas, coleccionistas de antigüedades, así como los telescopios, servicios de obras de arte a organizaciones, asociaciones de investigación geológica, agencias de animación, servicio de venta, galerías de arte, sistemas de cristalizaciones, compañías de arquitectos de museos, consultores de servicios de alimentos, asociaciones gremiales, agencias de marketing, agencias de medios y empresas de diseño de exposiciones. Pero como las conferencias y mesas de trabajo continúan en paralelo, es difícil que pueda dedicarle un tiempo adecuado a la exposición. Además la programación incluye varios eventos sociales que se realizan en los distintos museos de la ciudad, como la recepción para los visitantes internacionales que se realizó en el Museo de Arte Ruso, y donde topé –al fin- con los chilenos.

Sambusas somalies, con un té caliente. Con hambre: lo mejor del Cuerno de África.

El día anterior no había podido identificar a mis compatriotas entre tanta gente,

pero limitados a un evento sólo para las visitas internacionales, el acento chileno se reconoce desde lejos. Fue un gusto toparme con los seis chilenos que asisten a la Reunión. Tanto que terminé la jornada junto a Maria Jose Umana del Museo De La Solidaridad Salvador Allende al mejor estilo criollo, es decir en animada charla tratando de arreglando el país, mientras disfrutabamos unas deliciosas sambusas (la versión halal y más picante del sambusak israelí) en el Café Sabaa, un café repletó de somalíes jugando dominó. Lo cierto es que Minneapolis, a la cual prejuzgaba como una ciudad wasp me ha sorprendido, y por eso se hace forzoso hacer un giño a este sorprendente y amigable estado que acoge está 106 Reunión Anual. Minnesota, diversidad y cultura en el estado de los mil lagos.

Primero que todo, reconozcámoslo, en Minnesota son entusiastas de los museos – tanto es así están también celebrando el “Mes de los Museos”, y dicen los locales que son el primer estado de la Unión en hacerlo.

Las cifras no mienten, y en su mayor parte, los residentes de Minnesota conocen y visitan más de una vez el sorprendente y placentero Instituto de Arte de Minnesota y el Walker Art Center, el Museo de la Ciencia, el Centro de Historia, El Museo Weisman de Arte y el Museo de Diseño de Goldstein. Pero lo cierto es que el estado de Minnesota cuenta con 600 museos para 5 millones de habitantes, y un impacto económico de más de US$ 300 millones anuales (algo así como la friolera de 144 mil millones de pesos chilenos) como le escuché decir esta mañana a Lin Nelson-Mayson, director del Museo Goldstein y actual presidente de la Asociación de Museos de Minnesota, la organización que encabeza la iniciativa de “el mes del Museo”.
¿De que tratan y dónde están estos otros 600 centros que me faltan por conocer? Bueno para empezar, Cincuenta y cinco se encuentran aquí, en las Twin Cities, como se le conoce al nodo urbano Minneapolis/Saint Paul.  Stephen Elliot, Director/CEO, de la Sociedad Histórica de Minnesota un apasionado de la diversidad y el patrimonio de este estado,  a quien uno podría pasar largos minutos escuchándolo hablar con entusiasmo del nuevo African American Museum and Cultural Center y las posibilidades de nuevas audiencias, pues Minneapolis acoge la mayor diáspora de somalíes fuera de Somalía, el Museo  Bakken, cerca del Lago Calhoun,  el Museo del Ferrocarril en el en Saint Paul o el  Museo Marítimo Lagos de Minnesota de Alejandría. ¡Y todavía hay otros 538!
El contexto histórico del rico patrimonio de los museos de Minnesota no es ni regalado ni fortuito, comienza prácticamente desde la fundación de las ciudades, desde el Museo Histórico de Minnesota en Saint Paul, fundado en 1849 ¡Cuando Minnesota era todavía un Territorio y no un Estado!. En 1872, el legislativo estatal estableció el Museo Estatal de Ciencias en Minneapolis, ahora conocido como el James Ford Bell Museum of Natural History. Coincidentemente nombrado en reconocimiento al abuelo de Ford W. Bell, el actual presidente de la Asociación Americana de Museos, local de nacimiento, oncólogo de profesión y presbiteriano de religión; alto y espigado, simpático y modesto como suele ser la gente del midwest, pero con una trayectoria de vida y de pasión por el museo, la cultura y la comunidad de los trabajadores de museos.

En 1879, la Galería de Arte Walker abrió – el primer museo de arte al oeste del Mississippi, fundada por el magnate de la madera de Thomas Barlow Walker en su propia casa. En 1940 fue restablecido como Walker Art Center, un centro de arte de la comunidad a cargo de la Administración de Obras de Minneapolis. El Instituto de Arte de Minneapolis, en la actualidad uno de los museos más importantes de enciclopedia de los Estados Unidos, abrió sus puertas en 1915.

Luego de esta breve visita tendré que agregar más cosas a mi larga lista de pendientes. Pues deberé darme el tiempo y maña para volver a explorar Minnesota,  incluyendo un patrimonio incomparable de museos en la mitad del Midwest.

Las 5 preguntas abiertas de Nina Simon la creadora de Museum2.0, en #AAM2012

Etiquetas

, , , ,

En Latinoamérica la conocemos por ser la creadora de uno de los blogs más seguidos sobre Trabajo de Museos, el conocido Museum 2.0. Claro, Nina pasa sus días entre el diseño y la investigación de experiencias de participación en museos pues es Directora ejecutiva del Museum of Art & History en Santa Cruz (CA). Mientras dure la Reunión 106 de la Asociación Americana de Museos Nina invita a todos a reunirse con ella para discutir sobre cinco preguntas que trae a la Reunión de este año: (1) La cuestión de los Event-driven models para museos; (2) Programación de actividades de historia participativa en museos; (3) El uso creciente de acción cívica y la necesidad de definir un marco ético; (4) Hasta dónde trabajar con los equipos a través del cambio y; (5) Fundraising con comunidades.

Nina Simon, autora de The Participatory Museum da cuenta que alrededor del 85% de los visitantes al museo de Santa Cruz lo hace a través de un programa o un evento. Por eso desea cruzar opiniones sobre  ¿Qué tan habitual es esto? ¿Cómo deberíamos pensar en responder a la demanda comunitaria de los eventos? ¿Qué papel juegan las exposiciones en este tipo de institución? ¿Cuál es la “gallina” y cual es el “huevo” cuando se trata de eventos, exposiciones, museos y horarios?

Sobre programación de la historia participativa, Simon opina que hay oportunidades y facilidades para levantar proyectos participativos en arte o artesanías, pero es mucho más difícil hacerlo en historia, en especial cuándo se trata de un programa único, o de duración limitada.

La ética de la acción cívica. Simon reconoce que el Museo de Santa Cruz se asocia cada vez más con organizaciones locales basadas e causas, en particular servicios sociales. Las preguntas que propone son entonces  ¿Cómo se debe pensar las asociaciones que hacemos desde un punto de vista ético (¿y quién no lo hacemos)? ¿Cómo lidiar con la mezcla objetivos institucionales y personales?

Nina Simon reconoce que respecto al trabajo con los equipos en medio de procesos de cambio, se ha logrado transformaciones radicales, pero también el costo que los que empujan y activan este cambio terminan bastante agotados. Las preguntas que se hace entonces son ¿Cómo debo como gerente que desea seguir empujando hacia adelante, pero también busca que todos se sientan apoyados y no se ‘quemen’?

Finalmente sobre Recaudación de fondos con comunidades.  Nina Simon, que participará en la sesión del martes, 1 de mayo sobre dinero y los modelos de negocio , tiene una idea clara sobre los museos como cada vez más impulsados por la comunidad en su programación y forma de interactuar.  Sin embargo, Simon advierte que los fondos no se están moviendo en esa dirección. Está cuestión en Estados Unidos es crucial, aunque en Latinoamérica le saquemos el cuerpo ¿Hasta qué punto es realista  o deseable ampliar nuestra base de financiación? ¿Debemos pensar en nosotros mismos como una organización de servicio al cliente (donde los visitantes son clientes) o una organización que se asuma como “por y para la comunidad”?

Bienvenidos a la 106 Reunión de la AAM. ¡En español!

Etiquetas

, , , , ,

¡Hola!. He estado bastante ocupado durante esta primavera en Madison, Wisconsin, el corazón del Midwest. Esta noche estoy empacando para mi primer viaje a la Reunión Anual de la Asociación Americana de Museos (AAM), que inicia  hoy sábado su 106 versión en Minneapolis, Minesotta. La AAM es la mayor organización gremial y principal actor de la industria del museo de Estados Unidos, y creo que el encuentro será de interés de todo aquel relacionado con las industrias culturales.

¿Qué es lo que me lleva a 106 Reunión de la AAM? Bueno, este año colaboro en un proyecto muy interesante: “Los Museos y su público. Evaluación y análisis de la comunicación y gestión de las audiencias museísticas en Chile, 2012-2014”. Una extensa investigación Fondecyt sobre usos de audiencias que encabeza, entre otros, Cristian Antoine quien fuera mi profesor de Fundamentos del periodismo en la Usach. La idea es aprovechar la instancia para tomar contacto con las ideas y tendencias en el campo del Museum Work y Communication Museum. También voy a estar despachando crónicas de las jornadas, y manteniendo mi twitter @jorgezeballos en función de la Reunión. Debo agradecer a Dewey Blanton,  Director, Strategic Communication de la AAM por su gestión.

El programa de Annual Meeting & MuseumExpo es simplemente apabullante. El detalle se puede descargar aquí: Programa106 – AAM2012 y repito lo que narran los asistentes anteriores: lo que entusiasma es la calidad de la conversación que tiene lugar en sesiones, pasillos y stands de la Exposición. Y también, las inevitables cervezas y hamburguesas locales, para luego “tipín” 9:00 pm, darse a la esperada fiesta de inauguración en el Minneapolis Institute of the Arts. El concepto yankee es claro, coincidir con algunas personas realmente maravillosas, adalides en pasión e ingenio para la industria del museo, y durante los cuatro días de la conferencia cruzar ideas, provocar otras nuevas y darse a trabajar en hacerlas germinar.

Con esto en mente, si hablas español (o no), ven a buscarme en la conferencia para que podamos charlar o sigue la Reunión a través de #AAM2012. Cuéntame tus esperanzas para el futuro de la disciplina. Dime por qué has venido a Minneapolis, que es lo que esperas encontrar en la Reunión y lo que podemos hacer cuando estemos de vuelta en nuestros países. De modo que siéntete libre de ‘tweetearme’ y nos juntamos.

Será una semana ocupada, pues el viernes parto a Nueva York para asistir la Conferencia Internacional “Jews and the Left” que organiza el legendario YIVO (Yidisher Visnshaftlekher Institut) y co-presentada por la American Jewish Historical Society (pueden ver el programa, aquí). Mientras, nos vemos en Minneapolis o en twitter, un abrazo a todos,
Jorge Z.

Anoto a continuación la lista de asistentes internacionales, “por si acaso” alguien desea que les consulte algo. Por razones comprensibles, empiezo por los chilenos.

Annual Meeting Fellowship Recipients International

Primero los seis chilenos:
Nicolas Bar, cultural attache, Embassy of Chile
Sandra Gutierrez, head of photographic archive, Ministry of Foreign Affairs of Chile, Santiago
Soledad Novoa, curator, National Museum of Fine Arts of Chile, Santiago
Lelia Matilde Perez Valdes, director, Villa Grimaldi Park for Peace, Santiago, Chile
Maria Jose Umana Altamirano, art historian, Museo De La Solidaridad Salvador Allende, Santiago, Chile
Marianne Wacquez, conservator, National Museum of Fine Arts of Chile, Santiago

El resto de asistentes internacionales:
Karen Melisa Alamo-Castro, executive director, Espacio Interactivo la Rodadora, Juarez, Mexico.
Rafael Alas Vasquez, director of programs, Museo del Arte de El Salvador (MARTE), San Salvador, El Salvador.
Paola Araiza-Bolanos, assistant director, Galeria de Pacacio Nacional, DF Centro Wistonio, Mexico.
Yadel Arechiga Gonzalez, education director, Trompo Magico Museo Interactivo, Guadalajara, Mexico.
Nicolas Bar, cultural attache, Embassy of Chile.
Bundkhorol Batjargal, deputy director & manager, Kharkhorum Museum of Ovorkhangai Province, Uvur Khangai Province, Mongolia.
Juan Carlos Burga Campodonico, architect, exhibition designer, Museo De Arte De Lima, Lima, Peru.
Miriam Carilla-Barragan, museum educator, Universum Science Museum, Mexico City.
Renata Carleial De Casimiro, architect, Brazilian Institute of Museums, Rio de Janeiro.
Americo Castilla, president, Fundación TyPA – Teoría y Práctica de las Artes, Buenos Aires, Argentina.
Oscar Ramon Centurion Frontanilla, project manager, president, Museums & Archives of Migrations, ICOM_Paraguay, Asuncion, Paraguay.
Gabriel Ciniglio, director museography, Museo del Canal Interoceanico de Panama, Panama City.
Moraima Clavijo Colom, director, National Fine Arts Museum, Havana, Cuba.
Gonzolo Maria Conte Mac Donell, program coordinator, Memoria Abierta, Buenos Aires, Argentina.
Bhesh Narayan Dahal, Director, National Museum, Bagamati Zone, Nepal.
Wayde Davy, deputy director, South Africa Apartheid Museum, Johannesburg.
Erika, De Uslar, Assistant Director of Special Projects, Interactive Museum of Economics (MIDE), Mexico, D.F., Mexico.
Victor Echeverria, chief curator, Museo del Canal Interoceanico de Panama, Panama City.
Shaimaa El Sayed Khalil, outreach coordinator, Discoverama, Heliopolis, Egypt.
Carmen Gaitan, museum director, Museo Nacional De San Carlos, Mexico City.
Natasha Barzaghi Geenen, international relations advisor, Pinacoteca Do Estado De Sao Paulo, São Paulo, Brazil.
Cecelia Genel, director, National Museum of Viceroyalty-INAH, Tepotzotlan, Mexico.
Máximo Gómez Noda, chief, department of curation, National Fine Arts Museum, Havana, Cuba.
Sandra Gutierrez, head of photographic archive, Ministry of Foreign Affairs of Chile, Santiago.
Sara Hashem, founder and CEO, Discoverama, Cairo, Egypt.
Boubacar Hassane Oumarou, project manager & liaison, Boubou Hama National Museum, Niamey, Niger.
Ingy Helmi, arts coordinator, Discoverama, Cairo, Egypt.
Goranka Horjan, general director, Museums of Hrvatsko Zagorje, Donja Stubica, Croatia.
Nohora Elizabeth Hoyos, executive director, Maloka Interactive Science Center, Bogata, Colombia.
Myandas Jambaldorj, deputy director & marketing manager, Mongolian Museum of Natural History, Ulaanbaatar.
Nestor Kahoun, museum conservator, curator, National Museum, Ministry of Culture and Tourism, Ouagadougou, Burkina Faso.
Dania Khasawneh, exhibit enhancement coordinator, Children’s Museum Jordan, Amman.
Linus Kingi, chief museum security officer, National Museum Lagos, Nigeria.
Alessandra Labate Rosso, registrar/collections management, Expomus – Exposições, Museus, Projetos Culturais, Sao Paulo, Brazil.
Ana Maria Leitão Vieira, museologist, Museu Da Pessoa, Sao Paulo, Brazil.
William Lopez Rosas, assistant professor, Instituto de Investigaciones Estéticas, Bogota, Colombia.
Diego Matte, director, Museo Historico Nacional, Bogota, Columbia.
Silvia Miranda Meira, PhD Brazilian Art History, Brazilian Contemporary Art Museum, São Paulo, Brazil.
Laura Mendivil, institutional development coordinator, Interactive Museum of Economics (MIDE), Toluca, Mexico.
Gabriela Meza Orihuela, institutional development coordinator, Interactive Museum of Economics (MIDE), Toluca, Mexico.
Elena Blanca Molina-Cerpa, chief of projects, SERPA-Lima, Barranco, Peru.
Soledad Novoa, curator, National Museum of Fine Arts of Chile, Santiago.
Maria Isabel Orendain de Ortiz, director, Museo de Paleontologia de Guadalajara, Guadalajara, Mexico.
Renata Sant Anna Pereira, educator, Museum of Contemporary Art-USP, São Paulo, Brazil.
Lelia Matilde Perez Valdes, director, Villa Grimaldi Park for Peace, Santiago, Chile.
Eduardo Ramos, strategic alliances coordinator, Maloka Interactive Science Center, Bogata, Colombia.
Kenisha Rowe-Ramsay, assistant curator, Institute of Jamaica, Portmore, Jamaica.
Maria Sanchez Soler, director, Casa Estudio Diego Rivera y Frida Kahlo, CONACULTA , Mexico, D.F.
Ariun Sanjaajamts, independent consultant, Mongolia.
Andrea Del Carmen Terron Gomez, Ph.D candidate, National Museum of Ethnology, Osaka, Japan, Ibaraki-shi, Guatemala.
Josephine Muthoni Thang’Wa, development manager, National Museums of Kenya, Nairobi.
Paola Thompson-Rubio, student, National Autonomous University of Mexico, Mexico City.
Maria Jose Umana Altamirano, art historian, Museo De La Solidaridad Salvador Allende, Santiago, Chile.
Marianne Wacquez, conservator, National Museum of Fine Arts of Chile, Santiago.
Ahmed Zekaria Aubaker, senior curator, Institute of Ethiopian Studies, Addis Ababa, Ethiopia.

Diversity
Candice Anderson, executive director, Cool Culture, Brooklyn, N.Y.
Ana Estrades, museum education consultant, Cool Culture, Brooklyn, N.Y.
Josephine Lee, master’s candidate, University of Washington, Seattle
Brandie Macdonald, education manager, Charlotte Museum of History, N.C.
Natalia Marque da Silva, master’s candidate, University of Florida, Gainesville
Andrea Murphy, master’s candidate, University of Florida, Gainesville
Annie Ruth Napier, arts community education specialist, Cincinnati Museum Center
Gena Marie Peone, preservation specialist, Northwest Museum of Arts & Culture, Spokane, Wash.
Nelda Reyes Garcia, research & evaluation supervisor, Oregon Museum of Science & Industry, Portland
Meglena Zapreva, master’s candidate, Bank Street College of Education, New York, N.Y.
Emerging Museum Professional (EMP)
Michelle DelCarlo, master’s candidate, University of Washington, Seattle
COMPT EMP Fellow
Samantha Gibson, education assistant, Brooklyn Historical Society, N.Y.
Elizabeth Haeuptle, curator of collections/collections management, Elkhart County Historical Museum, Ind.
Alexa Hysi, executive assistant, Las Vegas Natural History Museum
Michael Juen, collections manager, Iolani Palace, Honolulu, Hawaii
Liz Link, advancement associate, Museum of Science, Boston
DAM EMP Fellow
Meghan Mulkerin, M.A. museum studies, George Washington University, Washington, D.C.
COMPT EMP Fellow
Miranda Peters, collections manager, Preservation Society of Newport County, R.I.
Jennifer Rebuck, assistant registrar, The Historic New Orleans Collection
Katherine Sutlive, teaching corps educator, Metropolitan Museum of Art, New York
PROFESSIONAL NETWORKS
CARE
Stacey Klingler, assistant director, local history services, Indiana Historical Society, Indianapolis
Scott Pattison, research & evaluation strategist, Oregon Museum of Science and Industry, Portland
CURCOM
Bronwyn Eves, project manager, Illinois State Museum, Springfield
Erin Greenwald, associate curator/historian, The Historic New Orleans Collection
DAM
Allison Hauck, director of development, Washington Pavilion of Arts and Sciences, Sioux Falls, S.Dak.
DIVCOM
Suzanne de Vegh, program officer, gallery, education, and lecture programs, Arts & Culture, Japan Society, New York
Solimar Salas, executive assistant & webmaster, Museo de Arte de Puerto Rico, San Juan
EDCOM
Cathy Callaway, museum educator, Museum of Art & Archaeology, University of Missouri, Columbia
Kate Delgado, Museum Educator, Brooklyn Museum, N.Y.
MEDIA & TECHNOLOGY
Casey Allen, registrar/webmaster, Nora Eccles Harrison Museum of Art, Logan, Utah
Mark Christal, multimedia coordinator, Smithsonian National Museum of the American Indian, Washington, D.C.

MMC

Rachel Baron-Horn, director of finance & operations, The Andy Warhol Museum, Pittsburgh

Patricia Relay, executive director, Valdez Museum & Historical Archive, Alaska
NAME
Reyna Boyer, MFA candidate, museum exhibition planning & design, University of Arts, Philadelphia
Melissa Holmen, exhibit developer, Chippewa Valley Museum, Eau Claire, Wisc.
Dawn Neuendorffer, exhibit designer, National Museum of the American Indian, Washington, D.C.
Zhouran Shi, master’s candidate, museum studies, George Washington University, Washington, D.C.
PRAM
Stacy Adamson, marketing & communications associate, National Building Museum, Washington, U.S.
Tim Hoheisel, director of outreach & communication, Center for Western Studies, Augustana College, Sioux Falls, S. Dak
RC-AAM
Sandra Cintron Goitia, registrar, Museo de Arte de Puerto Rico, San Juan
Dawn Kimbrel, registrar, Idaho Museum of Natural History, Pocatello
SMAC
Christine Cross, director, New London Public Museum, Wisc.
Meg Wastie, curator of education, Museum of Early Trades and Crafts, Madison, N.J.
Minnesota State Arts Board
Britt Dahl, director/curator, Roseau County Historical Museum and Interpretive Center, Roseau, Minn.
Nicole Lynn Elzenga, collections manager, Laura Ingalls Wilder Museum, Walnut Grove, Minn.
Nicole Foss, executive director, Beltrami County History Center, Bemidji, Minn.
Carrie McHugh, museum director, Cook County Historical Society, Grand Marais, Minn.
Ann Meline, deputy director, Stearns History Museum, Saint Cloud, Minn.
Lori Pickell-Stangel, executive director, McLeod County Historical Society, New Ulm, Minn.
Reanna Phillips, student of classics, art history & museum studies, Gustavus Adolphus College, Cold Spring, Minn.
Robert Swanson, special projects staff, Grand Portage Tribal Museum, Grand Portage, Minn.
Getty Multicultural Undergraduate Internship Alumni
Luisa Mariela Aguilar, image coordinator, Museum of Contemporary Art Los Angeles
Carolina Alcala, art teacher, Emilie Richen Elementary School, Oxnard, Calif.
Alexandra Capriotti, marketing manager, Los Angeles County Museum of Art
Victor Crosetti, guest services/museum assistant, Museum of Ceramic Art, Pomona, Calif.
Kelsey Elan Johnson, B.A. candidate, University of Southern California, Los Angeles
Stephanie Lindquist, program assistant, Art Connects New York, New York.
Melissa Liu, intern to director, North America, French Regional American Museum Exchange (FRAME), Irvine, Calif.
Helen Ly, museum administrative support, Chinese American Museum, Los Angeles
Laura Yu Mae Ng, curatorial assistant, A+D Architecture and Design Museum, West Hills, Calif.
Tanya Rivas, board member, Central American Cultural Center, San Diego
Marisol Rojas, outreach instructor, Natural History Museum, Los Angeles
Jennifer Sales, visitor services associate, Museum of Latin American Art, Long Beach, Calif.
Micaela Torres-Gil, office assistant, School of Gerontology, University of Southern California, Los Angeles
Kieu-Dung Thi Tran, assistant to director, Durden and Ray Fine Art, Los Angeles
Laura Ybarra, California State University, Los Angeles

Cholent, the aroma of redemption comes to town (Madison)

Etiquetas

, , , , ,

A good meal is an important part of the mitzvah of Oneg Shabbat (Sabbath enjoy). Fortunately, our friends Adi and Yohai, invited us to enjoy cholent. And as I read somewhere, the aroma of cholent is the aroma of redemption.

Una buena comida es una parte importante de la mitzvá del oneg shabbat (disfrutar el shabbat). Por fortuna, nuestros amigos Yohai y Adi nos invitaron a disfrutar cholent. Y como leí por ahí, el aroma del cholent es el aroma de la redención.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El matrimonio Cohen-Ben Zeev no es una pareja cualquiera. Él, historiador, ella profesora de teatro, luego de un año aquí en Madison están prontos a retornar a Israel. Junto a Dror y Gilad, sus hijos, forman una familia relajada e informal, carismática y afectuosa. En convites anteriores, Adi nos había sorprendido con su borscht, la tradicional crema de betarragas de origen ucranio que ella sirve caliente, como aperitivo. Siempre rojo, siempre sabroso pues se ofrece con una pequeña porción de crema amarga para mezclar. En esta ocasión la cita era por el cholent pues la semana pasada yo había balbuceado en mi inglés vacilante y zafio mi añoranza por el cholent. Adi, sin tardanza y atenta como siempre, se comprometió a prepararlo junto a otros platos propios de la mesa de sábado, como el kúgel.

Preparados antes del anochecer del día viernes y luego cocidos a fuego lento durante toda la noche, estos platos logran el efecto de oneg shabbat al momento de destaparse la olla. Entre los antiguos jasídicos asistir al tish (mesa) era un evento místico y sacramental, el maestro probaba los alimentos y distribuía los esperados shiraím (restos). En esta ocasión no hubo oportunidad para shiraím, todos los comensales nos repetimos varias veces. Definitivamente se trató de un tish pantagruélico.

Pero ¿De que se trata esto del cholent que inspira a escribir sobre él?. En su base, algunos trozos de carne cocida y verduras. En algunos lados se prepara con papas, en otros con garbanzos y porotos; mejor es con los tres. Por las tierras regadas por el Vístula le agregaban cebada; los del río Spree incorporaban manzanas; en las faldas de los Cárpatos le colocaban azúcar y queso. Lejos, en la exótica Bujara, arroz; en el Éufrates, pollo; y los magrebies, hasta hoy lo sazonan con especias.

Muchos han declamado y escrito églogas al cholent, entre ellos Heinrich Heine, el poeta romántico, quien parodiando la “Oda a la alegría” de Schiller en “Prinzessin Sabbat” (Princesa del shabbat), una de sus Hebräische Melodien (1851), escribe un himno al “schalet” como se dice en yiddish occidental:

“Liebster!. Rauchen ist verboten,    / “¡Querida! Está prohibido fumar,
Weil es heute Sabbat ist.                / Debido a que es el día de reposo.
Dafür aber heute mittag…             / Sin embargo hoy al mediodía…
Heute sollst du Schalet essen!”     / ¡hoy comerás cholent!”
Schalet, schöner Götterfunken,    / Cholent, chispa hermosa de los dioses
Tochter aus Elysium!                    / Hija del Elíseo
Schalet ist die Himmelspeise         / Cholent es el alimiento celestial

Unos versos más adelante el ‘último romántico’ se refiere al cholent como “La ambrosía kosher del Dios verdadero”. Heine escribe:

Shalet ist des Wahren Gottes
Koscheres Ambrosia
Wonnebrot des Paradieses

Como sea, la palabra cholent deriva del francés antiguo ‘chaud’ caliente y ‘lent’ lento. Todo coincide, incluso en el hebreo moderno, la palabra para decir caliente es hamín, y se ha convertido en la voz para designar la comida del sábado en sí. Los judíos de Calcuta le llaman Hameen. Una palabra que también tiene la connotación de ‘oculto’, ‘cubierto’. Su pariente ibero es la ‘olla podrida’, tan típico de la cocina burgalesa. Y aunque yo no se cual es primero, este cocido leonés parece ser hijo legítimo de la adafina judía, la olla que se hacía con garbanzos y otras legumbres y que aún es común entre los judíos egipcios y cubanos. Calderón de la Barca, quien parece haberse adelantado algunos siglos a los comentarios románticos de Heine y de los jasidím bielorusos, calificó la olla podrida como “La princesa de los guisados”. Un pretérito refrán castellano repite la misma idea: “Después de Dios la olla, y lo demás todo es bambolla”. Hace pocas décadas atrás hubo un curioso encuentro de culinario. Cuando los judíos argelinos llegaron a Francia después de la independencia del país magrebí, llevaron consigo su cocido, la ‘adafina’ o dafīnah (الدفينة), literalmente ‘tesoro’ como se conoce en árabe, en los barrios judíos de Marsella y París entró a competir con su pariente ashkenaz le tcholent.

No olvidemos el Kúgel

Los kúgels los he visto servidos casi siempre en una bandeja rectangular, como raybekhts, o kúgel de papas. Como era de esperar, el de Adi no se trató de uno cualquiera sino uno redondo y hecho con fideos. Lóshken kúgel se llama esta variante y se sirve bien dorado, sazonado. Como es un plato de sabor intenso y muy sabroso a Valeria le encantó, en especial los bordes, crujientes. A mi esposa le rallan, no se por qué. El nombre de este plato proviene del alemán y significa “bola” o “esfera”. Kúgel o kígel (conforme al mejor estilo galitziano), el nombre yiddish pudo haberse originado como una referencia a lo redondo que podrían haber tenido los moldes antiguos, comparémoslo por ejemplo con el alpino Gúgelhupf— con forma de anillo, conocido por nosotros como el típico queque redondo anillado con azucar flor que trajeron los Launa-Deutsch, los alemanes del lago como se conocen a nuestros compatriotas de Llanquihue en el ‘alemañol’ del Sur de Chile.

Red Velvet cupcake, a delicious contribution of Vance. Impossible to eat just one.

El refresco de tan cargado avituallamiento de proteinas vino de la mano de los acompañamientos. Una ensalada de garbanzos con limón y pimienta, remojados desde el día anterior, estaba simplemente maravillosa al mezclarla en boca con el cholent. Por supuesto, infaltables unos gefilte-fish con jreín que desaparecieron más rápido que mi capácidad de repetir la porción. También démosle crédito a la cocina israelí: melefefón (pepinos), ‘egueveneyot (tomates cherries) y kattan guézer (babies zanahorias). Para el güergüero, nuestro amigo Xavi Samper, el valenciano que enseña sobre la Segunda Guerra, aportó una gran botella de cabernet sauvignón australiano, siempre fresco y donde el alcohol le da esa presencia tan aussie. El postre fue responsabilidad del agudo Vance Byrd, el profesor de alemán. Una docena de red velvet cupcakes (quequitos de terciopelo rojo). La verdad que los cupcakes de judío poco, de Estados Unidos todo. Imposible de no repetirse, tienen un color y sabor que sorprende. El bizcocho no es muy dulce, por lo que, con la crema que lleva arriba, se trata de una combinación perfecta y adictiva.

Como verán, después de semejante y opípara mitzvá no quedó otra que hacer lo honores. Es decir, agradecer a los anfitriones, y retirarse a los aposentos para dormir una generosa siesta a la chilena, es decir a “pata suelta”. Mientras, el invernal atardecer wisconsonite despide -hasta el próximo sábado- el aroma de la redención, aquí en la ciudad de Madison.

Les dejo con mi último cómic en honor a mi amigo Gunther


Veteran’s Day is tomorrow, and I’ll be there

Etiquetas

, , , , ,

In Flanders Fields - Image courtesy of Google.

Veteran´s Day is tomorrow, November 11. It is to honor Northamericans who fought in wars. In 1919, President Woodrow Wilson made the eleventh day of November Armistice Day to remind Americans of the tragedy of World War One. In 1938, the govermnet made it a federal holiday. In 1954, Congress changed the name to Veteran’s Day to honor U.S. veteran´s who fought in the other wars too.

In Washington, D.C. There ceremony at the Tomb of the Unknown Soldier. Soldier and veternas march in a parade. Every wears a red poppy (amapola). At 11:00a.m. There are a few moments of silence. The President Obama puts a wreath on the war memorial. Other people also put wreaths on the memorial. On the wreaths are written such wods as “Lest We forget”.

This is an interesting day to experience, here in Madison. For example, my English teacher, the kind Mr. Krug, remember how he learned to recite the poem “In Flanders Fields”. One of the remarkable poems written during World War I. His cadence and melody reminded me of a French rondeau.

Everything makes sense, at eleven eleven is no accident. The armistice was signed at 11 am, on the eleventh month (Western Front). And in the poppies poem referred to in profusion in Flanders I grew in the disturbed earth of the battlefields and war cementeries where casualties were buried.

Wisconsonites in Civil War. Wisconsin Veterans Museum. Credit: John Benson.

So, thanks to the guidance of Isaac Bolivar, the son of Valeria´s classmate Ingrid, I meet the Wisconsin Veterans Museum. The museum displays is interesting, it preserves the memory of wisconsonites, men and women, enrolled. Impress the Wisconsin´s Civil War battleflags or artifacts collections and effort to preserve memory. On veteran´s Day we remember the sacrifice veterans have made for this country.